Ir al contenido principal

18 para el 2018

El año pasado, como siempre, me hice mis propósitos de principio de año, pero no los puse por aquí, porque no me apetecía, y ahora, al terminar 2017, me apetecía tenerlos y ver qué pensaba que iba a ser mi año. Así que esta vez no quiero que me pueda la pereza y voy a hacer mis 18 propósitos para 2018.

Mentiría si dijera que no tengo propósitos para este año. Los tengo, muchos. Lo que pasa es que cuesta verbalizarlos, ponerlos en una lista, tenerlos claros. Enumerar los propósitos para el año es una forma de empezarlo con ilusión, al menos para mí. Hacer planes, decidir tus prioridades para los próximos meses, me parece un ejercicio interesante, incluso aunque luego no cumplas con ellos o la vida te lleve por otros caminos.

Esta caca-infografía me ha costado un montón de tiempo y ha quedado hecha una pena. 


1. Leer como el año pasado y, si se puede, más: el 2017 no ha sido un buen año en muchos aspectos pero sí lo ha sido en el terreno lector. He leído mucho, y he leído muy buenos libros. Para el 18 quiero leer tantos libros como este año, que me propuse leer 70 y he llegado a 100. De momento en goodreads mi propósito estará en los 80, que me parece una cifra más que buena.

2. Llevar una vida más sana: ya no hablo de adelgazar, que también, porque últimamente cada día estoy más redonda. Hablo de ser más consciente de lo que como yo y de lo que comen mis chicos. Cada vez lo somos más, pero nos queda un largo camino que recorrer a los cuatro.

3. Moverme más: no se trata de llevar una vida más sana en cuanto a alimentación, algo que ya he puesto arriba, sino incrementar mi actividad diaria, con pequeñas acciones como caminar más, no coger el ascensor, pasar menos tiempo sentada...

4. Cumplir mi sueño de viajar a Nueva York: en este propósito hago trampa, ya que tengo ya los billetes de avión para viajar en verano. Y espero que nada se tuerza para que podamos ir y cumplir ese sueño.

5. Hacer alguna pequeña escapada en familia. Sí. Más viajes. Esto está claro que lo haremos, pero será pequeña, porque la economía no da para más.

6. Salir de viaje con mis alumnos. Me encantaron las rutas del curso pasado, así que me encantaría organizar algo parecido para este. Ya tengo la mente trabajando en ello. Veremos.

7. Ahorrar. Vale, mirad que lo pongo después de hablar de viajes y más viajes, y especialmente el de Nueva York que me va a costar un riñón. Además, pocas veces hablo de dinero, porque me parece una ordinariez (jajaja). Pero sí, quiero gastar menos dinero en tontadas y ahorrar más ahora que a mi hijo le va quedando poco para irse a estudiar fuera, con lo que ello supone, y pienso seguir priorizando sus estudios, sus viajes y sus clases o campamentos por encima de lo que me apetezca, así que tengo (tenemos) que ponerme a ahorrar ya.

8. Mantener el orden en casa. Si yo ordenar, ordeno, pero luego me devuelven un montón de libros que había prestado y los meto por cualquier sitio, o traigo ropa nueva a casa y no sé dónde meterla. Es un propósito importante, que ser repite año tras año: ser más organizada.

9. Aprender. Y no me refiero a apuntarme a un curso de algo, aunque puede ser. Quiero decir aprender a relativizar las cosas, a decir que no cuando no me apetece algo, a no disgustarme por todo, a llevar mejor las cosas del día a día. Y también, por qué no, aprender a hacer cosas diferentes. No me explico pero yo me entiendo.

10. Mejorar en mi trabajo (por ejemplo, aprender a hacer infografías en condiciones). Y para ello no me propongo hacer más cursos que no suelen servir para nada, sino mejorar en el uso de algunos programas informáticos que me pueden ayudar, e intentar escuchar más qué necesitan mis alumnos. Creo que voy por el buen camino, pero necesito mejorar.

11. Mejorar mi inglés. No me queda otra. Mi hijo nos ha puesto a todos las pilas. Yo antes veía alguna cosa en versión original. Ahora nos lo pone todo en V.O. y además, muchas veces subtitulada en inglés. Y me viene muy bien, porque entender entiendo más o menos, pero hablar, ¡ay lo que me cuesta!

12. Beber más agua. Puede parecer una tontería de propósito pero es que apenas bebo agua en todo el día. Prácticamente nada. Y tengo que mejorar eso. Mucho.

13. Coser o tejer. Me apetece un montón, como siempre me pasa en invierno. Lo que pasa es que tengo que elegir: o leo o tejo. Tejer puedo hacerlo mientras veo la tele, así que si me dedico a los hilos veré más series o películas, si no, leeré más. Ser o no ser...

14. Aprender a hacer lettering. Un poco. Con un poco me conformo. Lo suficiente para que mi bullet quede más o menos bonito. Y como a mi peque le encanta y nos ha traído Papá Noel un par de libros para aprender, creo que lo tengo fácil.

15. Ir al cine al menos una vez al mes. A principios de año eso está cumplido de sobra, pero luego llega la sequía en mayo, junio, julio... y no hay forma de encontrar una peli que merezca la pena. Y no, no voy al cine a ver truños.

16. Ir más al teatro. Vamos poquísimo al teatro, con lo que me gusta. Primero, porque a León apenas llegan obras, y segundo porque estamos siempre ocupadísimos y no nos da el tiempo para nada. Eso tiene que cambiar.

17. Quejarme menos. Sí, tengo una tendencia a la queja considerable. Y otra al drama que a veces no me deja en paz, así que voy a intentar mantenerlas a raya.

18. Hacer algún álbum de fotos. Tengo un Proyect life a medias desde hace años, y además tengo un álbum precioso que me gustaría preparar, y quiero recuperar ratos con las tijeras y el pegamento y las fotos familiares. A ver...

Y eso es todo. Ya tengo 18 para el 2018.




Comentarios

  1. No suelo ponerme propósitos de Año Nuevo porque luego ni siquiera me fijo en si los cumplo, soy un desastre.
    Te he leído con lo del inglés y soy de las tuyas, llevo varios años estudiándolo y no consigo lanzarme a hablar con soltura, en el resto de destrezas me manejo bastante, pero hablar me da terror!! Si encuentras la fórmula para mejorar me cuentas ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo luego no baso mi año en ellos, pero sí me apetece al final pensar en lo que yo creía que iba a ser mi año y en lo que se convierte al final.

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo no me he puesto propositos pero los tuyos estan bien, ademas, yo ya de por si leo mucho y nunca me lo he puesto de proposito
    Saludos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también leo, pero intento organizar mejor mi tiempo, que al fin y al cabo creo que es el fin de los propósitos.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues yo este año no me he puesto objetivos, entre otras cosas porque tuve un final de año demasiado intenso, y no tuve tiempo ni de pensar en si lo hacía o no. De todas formas, coincido contigo en casi todos, así que me los apropio, jajajaja. Menos el de viajar (que no está el presupuesto para tonterías), y el de beber agua. ¡Me hincha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo intentando objetivos, a ver si me van saliendo, al menos algunos.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo pensaba ponerme pocos y al final me han salido un montón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final terminan saliendo. Más o menos. Jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  5. No he hecho lista de propósitos, pero si la hiciera, coincidiría en varios de tus 18.

    En varias cosas no coincido. No creo que la infografía esté mal (mola pa ser tu first time). Y no estoy nada de acuerdo en tu propósito 17. Quéjate cuando te pasen cosas, no sirve de nada tragarte las preocupaciones. Y lo del drama, no sé, pero creo que una Ro sin drama es como una kiwidada sin swap, no está mal, pero no es lo mismo :P

    ResponderEliminar
  6. A mí me gusta marcarme propósitos, pero no lo hago solo el uno de enero jejeje hago listados cada vez que veo que algo se puede mejorar e intento crear nuevos hábitos para poder lograr esos objetivos. Creo que lo que me gusta es reflexionar sobre las cosas que quiero mejorar, aunque a veces no consiga nada. En Septiembre dije que iba a organizar las fotos digitales e imprimir una tanda y ese tema lo llevo muy, muy mal. ¡No me da la vida! Tu infografía me ha impresionado, yo soyle muy mala con la tecnología y esas cosas me parecen magia, pura brujería jejejeje.

    ResponderEliminar
  7. Hay cosas en las que coincidimos y lo de las quejas es un puntazo. Ánimo!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. jajaja me parto con lo de la iconografía, a mi me pasa lo mismo, de hecho estuve a punto de no subirla pero me lo pense mejor, y oye, lo hice yo, hay que estar orgullosa de eso. Suerte este año y me alegra contar contigo un año más. :) Un besito

    ResponderEliminar
  9. Me ha hecho mucha gracia el guiño a la infografía en el punto 10 y me he imaginado la revisión del final en plan meme "expectativa vs realidad" jajaja

    Es broma, espero que las expectativas se excedan en todos los puntos que sea posible y si no se puede, para otro año será :D

    excepto lo de NY, eso se tiene que dar YA, sí o sí! ^^

    ResponderEliminar
  10. Hola, coincido en lo de que la infografía está re bien. Yo ni siquiera lo intenté jejeje. Y lo de quejarse menos... ay, que punto, yo hago el ejercicio de ver que detalle lindo tuve en el día, de hecho tengo un post a final de cada mes sobre eso, pero para cuando vi ese detalle ya me reeee quejé, y agrego "me enojéééé" bastante jajajjaja.
    Éxito con todos tus propósitos para este año.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Coincido en muchos contigo, y solo puedo decirte que a por ellos¡¡¡ saludines

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…