Ir al contenido principal

Conversaciones familiares

Siempre me ha gustado en el blog de Matt cuando leo las conversaciones y expresiones que tienen sus hijos.  Pero nunca se me había ocurrido hacer algo parecido, y menos aún ahora que mis hijos ya son mayores y no tienen la gracia de un peque de tres o de seis años. A pesar de todo ello, en los últimos tiempos me he ido fijando en expresiones, frases, conversaciones... que tenemos en casa, y me gustaría plasmarlas por aquí, no precisamente para contarlas, sino para contármelas, para no olvidarlas.



Así que veré si tengo material, no lo sé, pero de momento ahí va la primera.

Domingo a mediodía. Los cuatro comiendo en la cocina (que es donde comemos habitualmente) y le propongo al padre de las criaturas ir al cine por la tarde. No le apetece mucho, porque ha madrugado y acaba de venir de trabajar. La conversación sería más o menos así:

Madre: ¿Esta tarde varmos al cine?
Padre: ¿No vas con Hijo pequeño?
Madre: No, esta vez no le apetece.
Hijo pequeño: Es que esa peli no tiene pinta de gustarme.
Padre: ¿Qué película?
M: La llamada.
P: ¿Y de qué trata?
Hijo Mayor: Trata de salir con mi madre a solas, los dos, una tarde, sin niños ni nada, a donde sea. Me parece que trata de eso.



Y no hubo discusión.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Jajaja. A veces tiene estas cosas.

      Besos.

      Eliminar
  2. Aunque tengo debilidad por tu peque... tengo que reconocer, que aquí el grande, me ha conquistado. ¡ Qué grande! ¿ Fuisteis al cine, no? Biquiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuimos, efectivamente, porque no había nada más que decir.

      BEsos.

      Eliminar
  3. Genial!!! Ya por curiosidad ¿le gustó la peli al padre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le gustó, y eso que no pensaba que le fuera a gustar.

      Besos.

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡Me encanta!!!! Me apetece hacerlo, mis hijos son mayores pero también me gustan sus respuestas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes. Lo hago para no olvidarme y poder regresar a ello.

      Besos.

      Eliminar
  5. Fan de HijoMayor, jajajaja... me ha encantado esa respuesta. Y punto final. Al cine!!!

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Jajaja. Bueno, tiene sus momentos.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Me encanta!
    A veces, las frases de los hijos adolescentes pueden ser totales, geniales, divertidas, locas, serias, formales y que nos hagan pensar... Y muchas veces, nos ayudan a conocerlos mejor.
    Oye, me gusta mucho esta sección. Espero que la hagas a menudo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, ha tenido éxito ayer, pero tengo que tener material para ello...

      BEsos.

      Eliminar
  8. Una lógica aplastante, no podemos negarle el mérito a H.Mayor jajaja.

    ResponderEliminar
  9. Hijo Mayor mola!!Espero que os gustase la peli

    ResponderEliminar
  10. Qué niño más perspicaz. Me encanta.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Dando consejos... como si lo supiera todo...

      Besos.

      Eliminar
  12. Ya te dije que hijomayor me encantó cuando lo conocí, tiene un punto que me encanta
    Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es tan parco en palabras que no sé...

      BEsos.

      Eliminar
  13. Aiiinss que estoy sensible y me ha parecido lo más lindo del mundo mundial. Yo voy a empezar a escribir las ocurriencias de la nena en una libreta para no olvidarlas, con tres años son geniales sus líneas argumentales jejejeje, además la dicción no es su fuerte y mezcla los dos idiomas todo el rato y es divertidísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una cosa preciosa escribir sobre eso, y también guardar esas palabras especiales que dicen de pequeños y luego van perdiendo.

      BEsos.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Ya sabes, adolescentes... aunque el mío ya va saliendo de ahí hacia... no sé hacia dónde...

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…