Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

Lo que he hecho este verano

Hace un tiempo os dije lo que me apetecía hacer, cuáles eran mis planes para este verano. Ha llegado el momento de hacer balance y ver qué he logrado de todo aquello que quería.

Terminar un montón de botes y potingues que tengo en casa.

Terminar, terminar no lo he hecho. No he acabado con todo y además sigo comprando. Pero sí le he dado bastante uso a todo lo que tenía por ahí a medias, y he tirado cosas caducadas o empezadas y estropeadas. Y he comprado muchísimo menos, consciente de mi problema, especialmente con los champús (tengo habitualmente no menos de cuatro o cinco champús empezados). Y también he hecho una limpieza importante en la cocina, retirando productos caducados y usando cosas que tenía perdidas al fondo de los armarios. En este sentido estoy bastante satisfecha, y quiero seguir por ahí.

Darle una vuelta a la casa.



La vuelta no ha terminado del todo, me faltan algunas cosas, pero he limpiado todos los armarios de la cocina, archivé y organicé libros, recogí los armarios…

Persona normal y El libro salvaje

Este verano he leído mucho, muchísimo. Tanto que estoy a punto de cumplir mis expectativas marcadas en Goodreads para todo el año: leer 70 libros. Son setenta libros un poco de aquella manera, porque he leído cómic y muchas novelas breves este año, así que digamos que no son "reales", pero sí estoy volviendo a un ritmo de lectura que me gusta, y que, por supuesto, no ha disminuido mi lista de libros pendientes, que crece cada día a un ritmo vertiginoso.

Os comento que septiembre es mi mes menos lector, porque tengo mucho trabajo, porque empezar el curso siempre me hace ilusión pero también me pone de los nervios; suelo dormir mal y no encuentro la concentración necesaria para leer.

Así que en las próximas semanas os iré hablando de los libros leídos este verano y que tengo pendientes de reseñar por aquí, que son muchos. Y esta vez he unido dos novelas que tienen muchas similitudes para no eternizarme y seguir hablando hasta el mes de diciembre de mis lecturas del verano.



Títu…

Nuestras vacaciones 2017

Este año nos decidimos por Cádiz, ya os conté el motivo (teníamos pensado ir el año pasado y se nos chafaron los planes) así que era algo que teníamos claro, porque tampoco podíamos hacer otros viajes que a mí me apetecían y que tengo programados, sobre todo por cuestiones económicas.



También teníamos claro, al menos yo, que no íbamos a un complejo turístico al lado del mar ni a un hotel de esos con animación para los niños que están tan de moda. Entiendo que para muchas familias sean un buen recurso, pero solo fuimos una vez y no nos pareció una buena experiencia. No me gusta eso de quedarme en un hotel todas las vacaciones, igual que no me gusta tostarme en la playa.

Por todo eso alquilamos un apartamento en el centro de la ciudad, para poder movernos a la playa (una, la Caleta, a diez minutos andando, otras a veinte y otras para ir en coche o en autobús) pero también y sobre todo para disfrutar de la ciudad. Y así ha sido.



Y sí, tirando de tópico, en un primer momento me recordó a …

El silencio es un pez de colores. Libro viajero

Este libro es la segunda edición de libro viajero de uno de los grupos que formamos aquí en el blog y que tan buenos ratos nos están haciendo pasar. El primero fue Tres días y una vida y lo escogí yo. Esta vez ha sido el último libro de Annabel Pitcher y lo ha escogido Inés.

He sido la última en leerlo y eso ha estado muy bien, porque aparte del texto, tienes cientos de comentarios de todas y vas conociendo sus opiniones a medida que lees. Y eso es lo que resulta tan divertido de los libros viajeros, compartir esta afición con otras personas, todas diferentes y con distintos puntos de vista.



Título: El silencio es un pez de colores.
Autora: Annabel Pitcher.
Editorial: Siruela.

Teníamos algunas de nosotras (tal menos yo) muchas ganas de leer este libro porque había leído anteriormente Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea y Nubes de kétchup y ambos me habían gustado mucho e incluso los he llevado a clase para leer con mis alumnos, y además en repetidas ocasiones.

Y creo que por e…

El campamento de música: resultados

Os conté por aquí que mi peque iba a un campamento de música, en una localidad de la provincia, y lo nerviosos y preocupados que estábamos, deseando que todo fuera bien. Así que ahora, que ya está de vuelta, tengo que contaros cómo le ha ido.



Creo que comenté que habíamos reservado la primera noche a ver si le gustaba y se quería quedar, aunque el campamento lo había pedido él, pero para realizarlo de forma externa y venir todos los días a dormir a casa.

Al llegar, formalizamos un par de cosas, le regalaron una camiseta y unos cedés, y nos dejaron subir a su habitación para que se instalara, deseándole que se quedara, porque había muchos niños de su edad.



La habitación, situada en un colegio de frailes, debía de ser antiguamente una de esas habitaciones enormes para muchos niños, y más tarde hicieron divisiones para dar un poco de intimidad a cada uno, con el resultado de pequeños cubículos en los que solo cabía la cama y un armario, sin puerta y cuyas paredes no llegaban al techo.

To…

Vuelta a la rutina

Cuánto tiempo que no me sentaba al ordenador... ya lo echaba de menos...



Me quedan aún unos días de vacaciones, lo sé, porque no empiezo a trabajar hasta el día 1, pero hoy mismo he vuelto a mis rutinas de comidas (al menos eso espero) y de horarios.

Me gusta madrugar, no solo porque madrugar es de guapas, sino porque me cunde mucho más el día y puedo hacer algunas de las miles de cosas que siempre me propongo.



Así que en estos días quiero coger el ritmo de levantarme pronto, de comer sano, moverme un poco y disfrutar de estos días que quedan de verano, aunque sea trabajando.



Tengo algunos factores en contra: la piscina con sus meriendas y cenas interminables; las próximas barbacoas y paellas que ya hemos planeado; un proyecto en el que iba a trabajar este verano pero que no he tocado; la incertidumbre del inicio del curso...

Pero muchas cosas a favor para disfrutar de estos días; vengo relajada de un viaje que ha resultado estupendo, en el que hemos acertado con los lugares, con los …

Pueblos blancos

Ayer tocó ruta por los pueblos blancos.



Como no conocíamos nada esta zona, nos ha encantado.



Y eso que no somos nada de visitar pueblos, nos gusta más el ajetreo de las ciudades.

Seguimos por aquí

Sí, seguimos en Cádiz, disfrutando del mar, de comer muy muy bien y de descansar y montón.


Gibraltar

Más que nada por curiosidad, nos apetecía conocer Gibraltar. Y ayer nos lanzamos a visitarlo, además de pasar la tarde en un lugar maravilloso.


Bolonia, como me recomendasteis algunos por aquí.



Y Baelo Claudia.



Ya estamos aquí

Cádiz es una ciudad alucinante. Aún nos estamos conociendo, pero me parece que nos vamos a gustar.


Os seguiré contando.

Salimos rumbo al sur

Estamos de viaje, rumbo al sur. Hoy empieza nuestro verano familiar en Cádiz.



Ya os contaré.

El hombre que se enamoró de la luna

Dina recomienda fervientemente este libro en su canal. Y, como ella decía, es un libro que tengo desde hace mil años, y que me había preguntado varias veces de dónde habría sacado la recomendación o por qué estaba allí porque no me llamaba nada la atención.

Finalmente me he decidido, en este verano que está siendo especialmente lector, y no como otros años de sagas juveniles y novelas ligeras.




Título: El hombre que se enamoró de la luna.
Autor: Tom Spanbauer.
Editorial: Austral.

Si os cuento que es una historia que se desarrolla en el oeste, cuyo protagonista es un niño indio huérfano que vive en un prostíbulo y que allí desde pequeño no tiene más remedio que vender su cuerpo para ganarse la vida, pensaréis en un drama o en un tipo de libro que no es el que ha escrito este hombre. Porque la verdadera historia que cuenta es la de la búsqueda de la propia identidad, y trata hechos muy dramáticos como si no lo fueran en absoluto.

¿Qué puedo decir de este libro?

Primero, que está bien escrit…

Esta semana 31

Esta semana comenzó de la mejor manera posible: con un esperado encuentro con amigas, que vinieron a mi ciudad. Disfrutamos mucho del día juntas, casi no hablamos, y estamos deseando vernos de nuevo.


Esta semana mi peque ha estado toooooooooda la semana fuera. Y a mí se me ha hecho interminable. Sí, lo sé, no tengo motivos para quejarme. Ayer fuimos a buscarlo por la tarde. Lo ha disfrutado muchísimo, ha estado contento, no se ha acordado de nosotros para nada, ha sido feliz, y ha jugado e interactuado con otros niños. Pero lo he echado tantísimo de menos...

Esta semana no hemos tenido muy buen tiempo. No, al menos, un tiempo de verano, de piscina y calor. Ha sido irregular, con tardes de viento y hasta frío, y entre unas cosas y otras apenas he ido a la piscina.



Esta semana ha sido el cumpleaños de mi hijo mayor. Dieciséis años ya. Salimos los tres a celebrarlo a un restaurante nuevo que nos encantó. Cada vez es más mayor, se puede hablar con él de todo, y me gusta la persona que es, al…

Bookshelftour

Me encanta ver este tipo de cosas, ya sea en youtube (red social que utilizo poco porque no encuentro tiempo para tanto vídeo) como en IG. Y en estos días, muchos ya lo sabéis, he estado haciendo el mío.



(Vale, por si alguien no lo sabe, un #bookshelftour es un viaje por la librería de una persona, una ruta guiada por lo que allí hay)

Ayer terminé mis estanterías del salón, las más abarrotadas de libros, pero tenía intención de enseñar las de los niños, aunque no sé si lo haré al final o no, más que nada por falta de tiempo. Veremos.



Me ha encantado, con mi mala memoria, recordar algunas lecturas, ver que tengo libros que no he leído y que me gustaría hacerlo y libros que no me importaría que no estuviesen ahí y no haberlos leído nunca.



Y lo cierto es que el ritmo al que crece mi colección de libros ha bajado mucho en los últimos años, primero por una razón poderosa: hijos pequeños, que me mantuvieron lejos del mundo literario durante un tiempo, y después el libro electrónico, del que…

La uruguaya

Hoy vengo con otro libro que he leído este verano, porque se me acumulan y quiero hablar de ellos antes de que haya pasado el tiempo y se me olvide completamente de qué trataban.

A finales de julio, Bienve me mandó de deberes leer este libro. En realidad nos lo aconsejó a todas porque le había gustado mucho. Y nos dispusimos a hacerle caso.



Título: La uruguaya.
Autor: Pedro Mairal.
Editorial: Libros del Asteroide (no es la portada que os pongo pero es que esta me gusta más)

La novela narra un día en la vida del escritor Lucas Pereyra, pero un día decisivo en el que muchas cosas cambiarán para él.

Se trata de un cambio en el tipo de libros a los que estoy acostumbrada, ya que es una novela escrita en español de Argentina, con un lenguaje muy vivo que te sorprende desde la primera página.

Es un libro muy breve pero encontramos en él unas maravillosas descripciones, reflexiones sobre temas tan variados como el amor, el sexo, el paso del tiempo, la familia, la paternidad, la amistad,... todo…

He visto 34: Mirai nikki

De vez en cuando, sigo los consejos de alguno de mis alumnos o ex alumnos en cuanto a libros, películas o series. Si ellos aceptan muchas veces mis consejos, yo también puedo aprender muchas cosas de ellos. Y en los últimos tiempos me he aficionado un poco al manga y al anime. Y he visto algunas cosillas.



Mi primer encuentro con este tipo de series fue con Death Note, que la vi con mi hijo mayor, y luego ya he visto unos cuantos. Hace no mucho os hablaba de Toradora, que me encantó, con esa mezcla de humor y romance tan tierna, y también Orange.

Ya sé lo que me vais a decir: que esto de los mangas y los animes os importa un pimiento e incluso menos. Pero en dos días me he visto este anime que me ha parecido muy entretenido y bastante bueno.

Es, como dicen mis chicos, una rayada total. El protagonista, Yuki, es un chico muy tímido y poco sociable que tiene dos amigos imaginarios; uno es Deus ex machina y el otro Murumuru, su ayudante. Además, el chico escribe en su móvil una especie de…

Un viaje soñado: Nueva York

Os lo he dicho cientos de veces. Tengo unas ganas terribles de conocer Nueva York, llevo tiempo ahorrando para ello, y creo que este año (y cuando digo año me refiero a curso) tiene que ser la definitiva.



No puedo hablar muy alto porque este viaje depende de tantas cosas, no solo económicas, que es probable que mi ilusión tenga que ser aplazada... otra vez.



Pero, en primer lugar, había pensado que tenía que ser un viaje familiar, porque mi hijo mayor tiene un montón de ganas de viajar a Estados Unidos y ya nos parecía que teníamos que ir todos. Eso suponía un desembolso bastante importante.



Pero resulta que lo hemos pensado mejor, porque mi hijo este verano ha estado en Jersey, y el próximo verano tenemos pensado que vaya a Estados Unidos, y tiene cientos de oportunidades de viajar que nosotros no hemos tenido, así que iremos los dos solos. Viaje de aniversario, o cualquier excusa que le pongamos, pero ya va siendo hora de volver a viajar los dos solos.



Y eso me arregla un poquito el …

Ritos funerarios

Había leído alguna buena reseña de este libro, de Bettie, por ejemplo, y de Marialu, y me hice con él en cuanto pude.



Título: Ritos funerarios.
Autora: Hannah Kent.
Editorial: Alba Editorial.

Me costó bastante arrancar, por lo extraño que me parecía todo. No en sí la historia, sino los lugares, los personajes, las costumbres, la forma de vestir y de actuar, así como las palabras, el vocabulario, los nombres de los personajes... En serio que me costó bastante meterme en la historia por todos esos motivos.

La novela trata sobre la última mujer condenada a muerte en Islandia, a la que llevan a una granja de la comarca donde sucedieron los hechos y tiene que convivir con los habitantes del lugar en espera de la ejecución. Pero saber el final no resta ni un ápice de emoción a la historia.

El costumbrismo es brutal, hace que te sorprendas a cada paso por la forma de vivir de Islandia a finales del siglo XIX, por las durísimas condiciones de vida en un lugar y un paisaje absolutamente inhóspito…

Esta semana 30

Esta semana no ha sido tan tranquila como la pasada, pero tampoco es que haya hecho gran cosa, no creáis.



Esta semana sí, ha habido piscina, ha habido meriendas con amigos, ha habido vinos con amigas, encuentros estupendos, visitas familiares, idas y venidas... Bueno, a lo mejor sí que he hecho unas cuantas cosas...

Esta semana ha empezado el mes de agosto, y no conozco mes más rápido que este. Siempre pienso: me queda un mes y luego a los cinco minutos ha terminado. Empezó el martes y ya va que vuela...

Esta semana he bajado el ritmo de mis lecturas; sigo leyendo pero he hecho muchas más cosas y no me ha cundido tanto como me gustaría.



Esta semana hemos terminado con el inicio del campamento de música de mi peque, y aún no os puedo decir si la cosa va bien o mal. Solo me ha informado de lo que ha comido y cenado ayer y el mensaje de esta mañana era: Ya he desayunado. Igual como siempre ha comido tan mal, me he pasado de la raya con lo de que coma lo que le pongan...

Esta semana hemos esta…

El campamento de música

Mañana mi peque se va durante ocho días a un campamento de música en una localidad cercana a nuestra ciudad.



Estoy, como ya imaginaréis, un poco nerviosa, no porque se vaya, no por el campamento, sino por cómo es él y por ver si se va a adaptar a vivir con otros chavales y adultos durante tantos días. Porque ya os lo he contado por aquí alguna vez: su principal problema es socializar.

Este campamento lo ha elegido él, ha salido de él, no le estamos obligando ni imponiendo nada, ni siquiera ha habido que convencerle de nada. Pero, a pesar de todo, no sé cómo puede salir.




Tiene muchas cosas nuevas para él: una profesora nueva de su instrumento que estará con él cada día; más profesores a los que no conoce, a ninguno; comer fuera de casa (algo que odia); compañeros nuevos (aunque dos de su especialidad son conocidos del conservatorio); dormir fuera de casa (no lo ha hecho nunca si no es en casa de familiares o amigos.

La ventaja es que si esto sale bien, será para él un paso gigante en s…