jueves, 20 de julio de 2017

Un perro, de Alejandro Palomas

Sí, ya sé que hace un par de días os he hablado de otro libro, pero es que en verano acumulo libros leídos, y si no hablo de ellos ahora, se me olvida. Ya estoy dejando alguno sin reseñar porque no me da la vida para todo, y porque no sé qué decir de los que no me resultan lo bastante interesantes.




Título: Un perro.
Autor: Alejandro Palomas.
Editorial: Destino.

Había leído Una madre, y había leído Un hijo. Me faltaba este tercer libro para completarlos. Aunque debo decir que me confundió bastante el tema de los títulos y que, para los que no lo conozcan, Un hijo no es la continuación de Una madre y sí lo es Un perro. Jajaja. Parece un chiste.

Me gusta mucho el estilo de Alejandro Palomas, su ternura, su humor, no del que te lleva a la carcajada sino del que te hace permanecer páginas y páginas con las sonrisa puesta. Y luego la capacidad que tiene para llevarte, con la sonrisa puesta, hasta las lágrimas, en un momento. Y me encantan sus personajes. Ha sido un placer recuperar a Amalia, la madre de Una madre, porque es un personaje entrañable donde los haya, como también lo es Fer.

Muy recomendable.

Ahora mismo voy a recoger un libro viajero que me está esperando en correos y tengo tres libros empezados muy interesantes. Y otros dos ya terminados de los que os tengo que hablar, así que se me acumula el trabajo lector.

miércoles, 19 de julio de 2017

Tag (muy tonto) sobre libros

Hace unos días vi a Dina en este vídeo hablar de este tag, y como estamos de vacaciones y tengo tiempo y ganas, me dispuse a copiárselo.

1. ¿Te mareas leyendo?

Supongo que se refiere a medios de transporte. Hasta hace un tiempo era incapaz de leer en movimiento, y me mareaba en coche incluso sin leer, pero ahora puedo ir leyendo en el coche, autobús, tren... sin problemas.




2. Autor con estilo especial para ti.

Depende de la época y del momento. Ahora mismo recuerdo a Henning Mankell, que me ha gustado mucho en una determinada época.

3. Harry Potter o Crepúsculo.

Claramente Harry Potter. Eso ni se pregunta.



4. ¿Sueles llevar mochila?

Sí, mochila o bolso grande, sobre todo al trabajo.

¿Qué hay en ella además de libros?

No suelo llevar libros en mi mochila, aunque nunca falta mi iPad que me sirve para todo, incluyendo la lectura. Además, siempre llevo un estuche con bolígrafos, tijeras, tizas... , la cartera, unas gafas de sol o de ver (depende de las que lleve puestas), las llaves de casa y del coche, papeles variados...

5. Con o sin ilustraciones.

Está claro que las ilustraciones son un valor añadido a un libro. Aunque si son malas o no me gusta el estilo puedo dejar de comprar el libro solo por eso.

6. Libro que te encantó y que cuando pasó el tiempo te diste cuenta de que no valía nada.

Creo que la saga Crepúsculo. Me la leí en unos pocos días y me encantó. Pero fue mi momento personal. Llevaba años con las oposiciones, los niños pequeños... leyendo muy poco, casi nada. Acababa de sacar mi plaza y ese libro supuso para mí la vuelta a la lectura, volver a engancharme a un libro. Así que no son buenos libros pero en realidad sí me sirvieron.



7. Alguna historia divertida sobre un libro de la infancia.

Sobre un libro en concreto no, sí sobre la lectura. Me encantaba leer desde muy pequeña y pronto leí todo lo que había por casa y todo lo que me regalaban. Así que siempre estaba buscando la forma de hacerme con libros nuevos. Mi padre viajaba mucho y siempre que se iba le metía en el bolsillo del traje o del abrigo un papel con varios títulos de libros apuntados para que me comprara. Lo cierto es que solía volver con alguno, que yo devoraba en unos días y la historia volvía a empezar.

8. Libro más fino de tu estantería.

Ahora mismo cualquier tomo de Paper girls. Son tan finos que saben a poco...

9. El más gordo.

Creo que el más gordo es uno de mis libros preferidos, titulado Blankets.

10. ¿Escribes?

Sí.

¿Te ves como escritor?

No.

11. Clásico favorito.

Siempre fue Madame Bovary y así lo digo cuando me preguntan, pero hace años que no lo releo y quizá ya no sea mi favorito.



12. ¿En el colegio se te daban bien la lengua, el arte y la literatura?

Sí, las tres cosas, y siempre me planteé que quizá me hubiera gustado estudiar algo más artístico.

13. Si alguien te regalase un libro que ya has leído y que has odiado, ¿qué harías?

Nunca se lo diría, y si tengo confianza quizá le diría que ya lo tengo por si se puede cambiar, pero nada más.

14. Saga similar a Harry Potter o Los juegos del hambre pero poco conocida.

Similar a Harry creo que no hay, o quizá sí, muchas imitaciones, pero ninguna que se compare.

15. Mal hábito a la hora de leer (esto era grabar vídeos pero como no lo hago, lo cambio)

He tenido mucha costumbre de leer con poca luz. Con las persianas medio bajadas, con luz tenue... Y supongo que eso es un mal hábito, porque mi madre aún me riñe por eso.

16. Palabra preferida.

No se me ocurre una palabra preferida. Quizá sea esta:



17. ¿Te consideras nerd?

No, para nada. Soy una persona muy normal.


18. ¿Vampiros o hadas?.

Vampiros, supongo.

¿Fantasmas u hombres lobo?

hombres lobo...

¿Zombies o vampiros?

Vampiros, creo.

19. Triángulo amoroso o amor prohibido.

Mucho mejor un amor prohibido. Estoy un poco cansada de triángulos, supongo.

20. Romántico o acción con algo de romanticismo.

No soy muy de romántico así sin más, así que mejor acción co algo de romanticismo, o sin ello.

Como os he dicho en el título, un tag muy tonto y que tampoco es muy interesante, pero es lo que tocaba para hoy.

martes, 18 de julio de 2017

La tortilla de plátano de Anita

Anita es, por supuesto, nuestra Anita.

Y su tortilla de plátano ha sido mi desayuno de muchas mañanas este año, especialmente si me levanto con hambre (llena bastante) y con ganas de algo dulce. Me gustan más los desayunos salados, pero algunas veces apetece otra cosa.

Supongo que existen muchas versiones de esta tortilla, triturando el plátano, partiéndolo más fino o más grueso, añadiéndole claras, dándole la vuelta así o de la otra manera... pero lo fundamental son los ingredientes: huevos, plátano y canela.

Llevo tiempo, y cuando digo tiempo digo meses, queriendo hacer un paso a paso de la tortilla más fácil y rica del mundo para ponerlo por aquí, pero en invierno no hay luz cuando me hago el desayuno, luego no he tenido tiempo, y después cuando me ponía a ello, justo ese día la tortilla quedaba impresentable...

En fin, que ya lo tengo.

Aquí tenemos los ingredientes.



Batimos un par de huevos.



Le añadimos el plátano partido de rodajas.




Ponemos mucha canela.





Ponemos en una sartén un poquito de aceite de oliva o de coco.




A la sartén.




Y al plato.



Está muy buena, y, como dice Anita, sabe a torrijas.

Si la probáis, ya me contaréis.

lunes, 17 de julio de 2017

Yo, Simon, Homo Sapiens

Llegué a este libro, como a tantos otros, por recomendación de Dina. Y me lo he leído en un suspiro.



Título: Yo, Simon, Homo sapiens.
Autora: Becky Albertalli.
Editorial: Puck.

Una historia de amor ambientada en un instituto y ya me tienes atrapada.

Pero es que además me parece una historia tan tierna, tan bien llevada...

Simon es un chico de 17 años que un buen día se deja abierta la cuenta de correo en la biblioteca del instituto, y otro compañero, Martin, lee sus correos. A partir de ahí arranca la historia en la que los personajes son muy divertidos, en la que la narración es muy ágil y que me parece una gran historia juvenil.

Y para mí lo de menos es que el romance del que nos habla sea entre dos chicos.

Además, están ya en fase de producción de la película, cuyo protagonista me encanta. Se trata de Nick Robinson, una cara bastante conocida, y que si no habéis visto en Kings of summer, tenéis que hacerlo.



Tiene muchas papeletas para ser leída por mis alumnos el próximo curso.

domingo, 16 de julio de 2017

Esta semana 27

Esta semana ha estado bastante bien.

Esta semana hemos pasado un par de días en el pueblo, coletazos de un fin de semana que se alargó hasta el martes, en el que los primos disfrutaron de tiempo juntos, y en el que conocimos a un nuevo miembro de la familia, el hijo de mi prima, y disfrutamos de reencuentros familiares.



Esta semana por fin he terminado, al menos de momento, todos los papeleos de matrículas que me agobiaban.

Esta semana he empezado a organizar y ordenar libros, y la verdad es que lo estoy pasando bien, y creo que ya me va quedando menos de la mitad, a pesar del lío de meterme con los libros infantiles y juveniles, que en casa son cientos, y de archivarlos todos.



Esta semana hemos cogido el ritmo de la piscina, de las barbacoas, de acostarnos tarde, de pasar calor, de pasar horas sin hacer nada, en definitiva, del verano.

Esta semana he estado leyendo mucho, terminando y empezando libros, releyendo Siempre hemos vivido en el castillo, yo que nunca releo, solo para hacerlo a la vez con mis chicas, y lo he pasado genial. Además, he aumentado muchísimo mi lista de libros pendientes, de la que ya puedo decir sin temor a equivocarme que es una lista sin fin.



Esta semana también hemos estado en el cine, huyendo del calor.

Así que ha sido una semana completita.

¿Cómo ha sido la tuya?


viernes, 14 de julio de 2017

Booktag: el mando a distancia

Este booktag lo he visto a Dina y hace tiempo también a Bettie así que tenía que hacerlo.



Cambiar de canal: un libro que tuviste que dejar de lado porque no te gustó.

Antes leía todo hasta el final, me gustara o no. Creo que tenía que ver con la escasez de libros, con que me compraban pocos y tenía que sacar de la biblioteca, pero tampoco podía traer a casa más de tres, así que tenía que conformarme con leer lo que a mí me parecía poquísimo. Ahora no. Me parece que mi lista de libros por leer es demasiado larga como para leer algo que no me gusta. Abandoné Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, que ahora me viene a la cabeza, pero he abandonado muchos otros porque no me apetecían, o no era el momento, o no me gustaban.



Subir el volumen: Libro del que hablas con todos y recomiendas ciegamente.

Hay muchos libros que recomiendo ciegamente. Depende de a quién. En los últimos tiempos, mi mayor recomendación ha sido Tan poca vida, pero no se lo recomiendo a todo el mundo porque no creo que sea para todos. A mis alumnos, y dependiendo de quienes sean, he recomendado un montón Eleanor & Park, por ejemplo, y un par de ellos con los que (casi siempre) acierto son Seda y Contra el viento del norte.



Bajar el volumen: libro del que te avergüences de haber leído y no quieres que nadie lo sepa.

No me avergüenzo de nada de lo que he leído. Creo que hay cosas que leí en un momento determinado porque me apetecía, aún sabiendo que eran malas. Me estoy acordando de las novelas de Corín Tellado que leía en la playa cuando no encontraba nada más que leer o de alguna novela erótica que he leído en los últimos años, pero que no me avergüenzan ni me arrepiento.

Closed Caption: libro que hayas leído en otro idioma, pero con ayuda de un diccionario.

No leo con diccionario. No hay placer en estar buscando palabras a medida que lees. Si no entiendo una palabra, paso de ella, si el libro se me hace cuesta arriba por estar en otro idioma, lo dejo. Antes leía más en inglés, ahora me da pereza.

Quick View: libro corto que relees una y otra vez.

No releo mucho porque siempre tengo tantos libros por leer... que no quiero releer. Pero creo que lo que más releo es lo que leo en clase con mis alumnos. Son libros que ya he leído y luego leo con ellos, así que, dependiendo del número de grupos que tenga, puedo leer las mismas páginas tres o cuatro veces en el mismo día o semana. Por ejemplo, Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea lo he leído muchas veces, y si hay que decir un libro corto, La nieta del señor Lihn también.



Settings: ¿Cuántas veces organizas las estanterías al mes?

Jajaja. Al mes. Deja que me ría. Las organicé el verano pasado, cuando pinté el salón, y voy a reorganizarlas ahora, un año después (estoy en ello).

Mute: libro que te recomendaron y te dejó sin palabras.

Prohibido. No recuerdo quién me lo recomendó ni dónde lo vi, pero me puse a leerlo sin saber de qué trataba. Y me dejó tan sin palabras, con una sensación tan extraña, que no fui capaz de escribir nada sobre él aquí ni de hablar de él en ningún sitio. Aún hoy no sé si me gustó o me horrorizó.



Home: Primer libro de una saga que te gustó más que el resto de la misma.

Me viene a la cabeza Divergente. Me gustó el primer libro, el comienzo de la historia, el segundo me pareció bastante regular y el tercero resultó ser malo como un dolor.


Y eso es todo por hoy. Me ha parecido un cuestionario muy curioso.


jueves, 13 de julio de 2017

Mi librería

Cuando leí La magia del orden, me puse poco a poco (a pesar de que ella diga que hay que hacerlo todo a la vez) a organizar la ropa de toda la familia. Lo hice y está genial, porque no se me han vuelto a desordenar los cajones ni el armario, a pesar de ser yo misma un completo desastre organizativo.



También organicé la cocina, eso fue en enero del año pasado, cuando cambiamos todos los muebles. Ahí tengo que decir que me deshice de unas cuantas cosas pero que ya tengo los armarios manga por hombro, vamos que me hace falta una buena limpieza. Aquí los consejos de la Marie no me han servido de nada, o de poco.



Y me puse con los libros, pero lo dejé a medias y finalmente el verano pasado parece que conseguí organizar la librería del salón, a falta de las de los niños. Ahora, después de todo un curso y de traer todo lo que tenía en el instituto, vuelvo a tener la librería saturada de libros y necesito volver a organizarla.



Tengo que empezar de nuevo, porque conseguí por fin hacer una base de datos de todos los libros en excel y organizarlos por orden alfabético, y ahora está todo que no hay por donde cogerlo. Empezaré a incluir en el excel todos los libros nuevos que he ido adquiriendo y al mismo tiempo iré ordenándolos en su lugar correspondiente.



Será una tarea de unos días, que me apetece un montón porque ahora mismo mi salón luce realmente desorganizado, simplemente por causa de la librería, que ocupa mucho espacio y contagia el caos al resto de la estancia.



Cuando lo vaya haciendo, os enseñaré mis libros en IG, como prometí este invierno. Haré mi #bookshelftour por mis estanterías y, si me quedan ganas, por las de los chicos.

Os seguiré informando.



miércoles, 12 de julio de 2017

He visto 33. 3%

Ana me recomendó esta serie brasileña y no estaba yo muy por la labor pero decidí echarle un vistazo.



Y me ha gustado mucho.

He estado leyendo ahora que la serie comenzó como una serie web de 2011 y que fue una de las primeras producciones de Netflix en un idioma que no fuera el inglés.

La historia que nos cuenta tiene lugar en un futuro distópico en el que existe un lugar maravilloso al que solo puede acceder el 3% de la población, y los que acceden lo hacen tras pasar una serie de pruebas.



Es muy interesante ver el sistema de selección, ver cómo reaccionan los candidatos en las distintas pruebas y saber más de ese mundo ideal al que quieren acceder.

Es, además, una serie de pocos capítulos, lo cual en algunas ocasiones me parece un plus, porque estoy harta de series que se alargan hasta el infinito.



Si tenéis Netflix, os la recomiendo. Os gustará.

martes, 11 de julio de 2017

Algunas cosas nuevas de belleza 2

En estos días he empezado a probara algunas cosas nuevas. Unas son compras de rebajas, y otras ya llevaban más tiempo en casa, pero he empezado a usarlas ahora.




Esta base de maquillaje me la compré en Madrid a principios de junio, pero tenía un maquillaje casi finalizado y he esperado a terminarlo del todo para probar el nuevo.

De momento, me gusta, se absorbe muy bien y queda con una textura como de polvos, aterciopelada. Con el tiempo os diré lo que cunde y lo que cubre, porque es un bote muy pequeño.




También de Madrid me traje esto. Aunque creo que la vendedora confundió el color. Me parece algo oscuro para mí. Quizá ahora, que con el verano tengo la piel un poco más oscura, me vaya bien, pero no creo que sea mi color.




Este eyeliner de Kiko que compré el otro día de rebajas. Es un color verde oscuro, y creo que lo voy a usar un montón. Ya os contaré.



Y estos dos lápices para los labios, que  han sido una compra buenísima por un euro cada uno y que duran un montón y los tonos son muy chulos. Los estoy usando mucho estos días y me gusta mucho que son bastante hidratantes.

Compré algunas cosas más, pero ya os las enseñaré otro día, cuando empiece a usarlas.


lunes, 10 de julio de 2017

Las palabras de la noche

Hace tiempo que leo comentarios sobre esta autora y todos positivos, y que tenía ganas de leer algo de ella y así poder opinar.



Título: Las palabras de la noche.
Autora: Natalia Ginzburg.
Editorial: Pre-textos.

La narradora de esta historia es una chica que vive con sus padres en un pequeño pueblo italiano y que siente constantemente la presión de su madre porque aún es soltera. A partir de ahí pasa a hablarnos del pueblo, de la fábrica de la que viven la mayoría de sus habitantes y de la familia principal del pueblo.

Confieso que en ese recorrido hubo un momento en que perdí del todo de vista quién era la que nos contaba la historia y por qué, me metí en la vida de la familia, del pueblo, con sus idas y venidas, y me olvidé de que al principio había una chica, y esa chica vivía con sus padres en una casa humilde del pueblo.

El estilo es tremendamente sencillo, sin ningún tipo de adorno y me ha recordado un poco a algunas obras japonesas, por la tristeza o melancolía que te genera.

No sé deciros sin me ha gustado o no. Tengo que leer algo más de esta autora, y ya os contaré.


domingo, 9 de julio de 2017

Esta semana 26

Esta semana empezaron mis vacaciones de verdad. Eso de ser lunes y no tenerse que ir a trabajar es la pera.

Esta semana nos escapamos los tres a la playa, solo dos días, y lo pasamos genial.




Esta semana mi hijo mayor ha pasado su primera semana solo en el extranjero y el saldo ha sido absolutamente positivo. Cuando uno de estos días me mandó un mensaje que decía que lo estaba pasando mejor que nunca, empecé a relajarme. En todo momento ha sido positivo con el viaje, no ha tenido dudas ni miedos y desde el primer día ha dicho que todo genial, pero yo sí estaba nerviosa. Está disfrutando muchísimo y nosotros felices por él.




Esta semana he estado de papeleos. Matrículas de distintas cosas, pagos en bancos (con sus correspondientes colas eternas), fotocopias, impresos que no se imprimen... ha sido muy estresante, porque son esas cosas que no me gustan nada, pero ya está todo hecho.

Esta semana ha habido de todo: playa, piscina, días de calor, lluvia, cine, sofá y peli... no sé, creo que por eso ha sido muy bien aprovechada.




Esta semana también hemos ido a ver a los abuelos. Es más, ayer pasamos el día con mi madre y hoy, en un rato, nos vamos a casa de mi padre al pueblo para pasar el día allí. Así que, como digo, ha sido una semana muy intensa. Y me encanta.

¿Qué tal ha ido la primera semana de julio?

viernes, 7 de julio de 2017

¿Perder el tiempo?

Hay personas que se desesperan cuando sienten que pierden el tiempo. Pero yo no creo que el tiempo se pierda. Creo que se aprovecha a veces de una forma y a veces de otra. Pero perderse no, eso no.



Puedo pasarme una tarde como la de ayer, leyendo, viendo capítulos de series y con montones de lavadoras por poner y no sentir que pierdo el tiempo, porque tirarme en el sofá una tarde de vez en cuando es para mí muy necesario y relajante.




Otros dicen que las redes sociales nos hacen perder mucho tiempo. Y es verdad que algunos, y yo me incluyo, le dedicamos tiempo a las redes, pero no me paro a pensar que sea perder el tiempo, porque lo hago porque quiero, me apetece y me divierte.

Y qué decir del wasap, algo que nos lleva mucho tiempo si tenemos grupos y estamos pendientes de ellos, como es mi caso, o mil conversaciones abiertas a la vez. Pero los buenos ratos que paso, las informaciones que me llegan de otras personas, lo que me divierto, me compensa el tiempo que le dedico.



Escribir aquí podría ser un ejemplo claro de pérdida de tiempo. No estoy ganando dinero con ello, no sé quién me puede leer (sí, vale, a algunas os conozco, de una u otra manera) e invierto aquí un tiempo a diario que podía invertir en otra cosa. Pero el tema es que yo quiero dedicar mi tiempo al blog, no a otra cosa.



En fin, podría seguir, pero quería deciros hoy que cada uno tiene un concepto muy diferente de lo que es o no perder el tiempo. Para mí la única forma de perder el tiempo es dedicarlo a cosas que no me gustan. Limpiar y recoger la casa, trabajar en burocracia sin sentido, hacer cola en el banco para pagar un recibo que podría haber pagado por internet, tener conversaciones que no me interesan con gente que no me aporta...

jueves, 6 de julio de 2017

En este verano...

Para mí el verano empieza siempre el 1 de julio, el día en que ya no tengo que ir a trabajar y tengo por delante dos meses completos para mí.



Sé lo afortunada que soy por estas vacaciones, no penséis que no lo sé. Y este año tengo algunos planes, sencillos, sin grandes pretensiones, pero veremos al final si los cumplo:

Terminar un montón de botes y potingues que tengo en casa.

Y con esto me refiero tanto a productos de cocina como de baño. Tengo siempre mil champús empezados, un montón de cremas abiertas y otras esperando, mascarillas, maquillajes... Y luego en la cocina compro productos que luego guardo y no sé cómo dar uso. Sobre todo cuando veo cosas diferentes, que me llaman la atención. Pues estas vacaciones tengo intención de dar uso a todo eso. O a una buena parte de todo eso.




Darle una vuelta a la casa.

La casa no necesita especialmente una limpieza, pero sí un poco de orden. Hay muchas cosas que no están en su sitio. Por ejemplo, he traído una bolsa de libros que había ido llevando al instituto y se juntan a los libros nuevos que he ido comprando este año y a los que aún no he buscado sitio definitivo en las estanterías. Lo mismo me pasa con la ropa; tengo un desorden total de armario (de cajones no, que Marie Kondo me los mantiene bastante a raya) y también de productos de papelería. Tengo que organizarme un poquito, y es algo que además me apetece.



Moverme más.

Mi plan para septiembre es retomar actividades dirigidas como zumba, o tal vez yoga, pero de momento quiero salir a caminar y hacer un poco de yoga en casa todos los días, y con eso me conformo. Bueno, eso es que ya me parece bastante. Y para no aburrirme voy a turnarme. El lunes salí a caminar pro la mañana, el martes hice veinte minutos de yoga antes del desayuno, hoy en playa toca caminar...



Pasar buenos ratos con mis chicos.

Ahora somos tres, durante este mes, y ya estamos en plena escapada. Pero cuando vuelva mi chico mayor también quiero que pasemos juntos un tiempo relajado, lejos de los agobios del curso.



Probar sitios nuevos.

No me refiero solo a ir de vacaciones a un lugar que no conozca, que eso creo que lo haré a finales de agosto. Estoy hablando de ir a esos restaurantes de mi ciudad que no he probado, tomar unos vinos en esos bares que no he visitado, ir a lugares donde no voy normalmente... lo que se suele llamar "ampliar horizontes".



Trabajar un poco.

Sí, sí tengo intención de preparar cosas. Durante este curso he preparado todo el material para mis clases, ya que por fin pude elegir no tener libro de texto y trabajar a mi aire, porque no me tengo que coordinar con nadie. Pero me faltan muchas cosas, cosas que me apetece hacer y que no he tenido tiempo de preparar este curso, así que este verano quiero darle una vuelta a todas las unidades y los temas que tengo y también quería preparar presentaciones para cada unidad que ya tengo preparada.



Renovar el blog.

Como ya os he dicho otras veces, no tengo ni idea de esto, así que no espero de mí gran cosa, pero es que llevo sin cambiar nada ya unos años, y creo que va siendo hora. Le cambiaré la portada, si soy capaz, y poco más. Espero no cargármelo todo.




Bueno, estas son mis cosillas para el verano que ya ha empezado. En septiembre os cuento si he cumplido con alguna.